Ventajas de estar soltero en Navidad

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


La Navidad es una de las épocas del año en las que más puede cambiar el ritmo de vida dependiendo de si estás en pareja o si estás soltero. Puede que esta sea una de las épocas del año en las que incluso aquellas personas que desearían encontrar pareja, no echan tanto de menos poder compartir con alguien estos días ya que de por sí, son fechas en las que la agenda social se llena de planes agradables.

¿Cuáles son las ventajas de felicidad más importantes de estar soltero en Navidad? Una de las ventajas más importantes es no tener que dividir las fechas señaladas del calendario para pasarlas de un modo equitativo con los seres queridos propios y con la familia política.

Pasar estos días en familia

Si estás soltero en Navidad podrás disfrutar durante estas fechas de la compañía de esos familiares que te vieron crecer y recrearte en anécdotas que año tras año surgen en el contexto de la conversación en Nochebuena.

La soltería también aporta otro valor añadido durante la Navidad: mayor tiempo libre para organizar planes con los amigos, compañeros de trabajo y conocidos. Y es que, durante estas fechas no solo son frecuentes los planes con los amigos de máxima confianza sino que también se suelen organizar encuentros con personas con las que no se tiene un vínculo tan estrecho.

El mes de enero es uno de los meses del año en los que más rupturas se producen. Por el contrario, el mes de enero también produce especial emoción en aquellos solteros que desean encontrar el amor porque inician un nuevo año con la dulce esperanza de que el 2016 sea la fecha en la que encuentren a ese alguien con quien compartir su vida.

Aprender a valorar la amistad

Estar soltero en Navidad también es un aprendizaje emocional para que aquellas personas que sufren por no tener pareja valoren la compañía de amigos y familiares como un motor de felicidad muy importante. A veces, ante el deseo de estar enamorado, la amistad parece un sucedáneo. La Navidad es un buen momento para aprender a apreciar los vínculos y ponerlos en su contexto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *