Saber romper una relación
Cuando llega el momento de decir “no” a una persona que no te gusta puedes pasarlo realmente mal. También puede suceder lo contrario: que alguien te diga que “no” puede ser muy duro. En una relación debes ir poco a poco pero cuando desde el principio notas que no va bien lo mejor es que lo hagas pronto, ya que dejar que pase el tiempo y pensar en dar ese “no” en el futuro puede ser mucho más doloroso.

Es importante aprender a amar, pero también es importante aprender a negarte y a romper relaciones que sabes que no tienen futuro. Debes ser claro, pero no olvides ser educado. Especifica lo más elegantemente que puedas que no quieres seguir adelante de manera directa pero intenta no hacer daño a la otra persona.

Si la otra persona te pide explicaciones debes ser muy diplomático y evitar comentarios que puedan ofender o hacer sentirse a la otra persona mal. Si crees que vas a ser grosero mejor que des la conversación por finalizada y te marches. No te intentes disculpar y no muestres excesiva lástima por la otra persona (eso no significa que le faltes al respeto). Explícate de manera honesta.

No des falsas esperanzas. Esto os puede hacer mucho más daño a los dos. La otra persona esperará esa llamada que tú sabes que nunca vas a realizar. Piensa que a ti no te gustaría que te hicieran eso. Si decidís llamaros o escribiros correos, sé agradable y correcto pero controla tus comentarios, ya que la otra persona puede pensar que quieres volver con ella.