Comportamientos del noviazgo
El noviazgo, como toda relación amorosa, se forma por dos personas que están viviendo una situación muy especial de atracción y enamoramiento; y como es de esperar, estas personas se comportan de diversas maneras según puedan o sepan expresar lo que están sintiendo.

Ésta etapa es vital para formalizar en el futuro una relación. Para llegar a un matrimonio o convivencia consolidada y sana, el noviazgo deberá serlo también. Es muy importante conocer bien a la otra persona, para evitar que más adelante juegue malas pasadas.

Ese amor verdadero será finalmente el indicativo de que la persona escogida es la correcta; es un sentimiento que surge y se reconoce luego de un tiempo de tratarse y conocerse más profundamente, aprendiendo a disfrutar de las virtudes del otro y a superar juntos los defectos que ambos puedan tener.

En reglas generales los comportamientos que podemos observar en un noviazgo son:

Atracción inicial.
– Amistad y sentimientos de cercanía.
Reconocimiento mutuo de la atracción que se siente y el surgimiento del amor.
Pensamiento recurrente y casi obsesivo, idealizando a la persona que amamos.
Deseo compulsivo de ver y estar en todo momento con esa persona.
– Necesidad de agradar en todo al ser amado.
Cambio repentino que nos enfoca exclusivamente en nuestra imagen, en la otra persona y nos lleva a descuidar otros aspectos.
-Sentimientos nuevos y emociones desconocidas cuando nos encontramos con esa persona.

Obviamente estos son los comportamientos más característicos de las personas que están ante una relación de amor verdadero; todo irá variando y aún acrecentándose a medida que el noviazgo se fortalezca.