Vivir juntos


En cualquier relación sentimental, cuando todo transcurre sin problemas, las personas deciden vivir juntas, sólo para descubrir cómo es compartir la vida con esa persona a la que tanto se quiere. Para asegurarte de que estás tomando la decisión correcta acerca sobre el comienzo de una convivencia conjunta, aquí tienes algunos aspectos que debes plantearte:

– ¿Está realmente dispuesto a hacerlo?
Pregúntate a ti mismo esa cuestión una y otra vez, y quizás descubras que todavía no estás listo para irte con tu pareja. Tal vez lo único que quieres hacer es complacer a esa persona.

– No mantengas falsas esperanzas
A veces las personas deciden dar un sí rápido pensando en que esta es la relación de su vida y que todo terminará en boda. No te hagas ilusiones, todo debe ir poco a poco y ver como sois los dos en una vida conjunta.

– Cuidado con los temas económicos
Debes conocer bien a esa persona antes de irte a vivir con ella. Existen casos en los que a los dos días de conocerse se van a vivir juntos: uno pensado que es amor y el otro consiguiendo compartir gastos. El tema económico debe quedar muy claro desde el principio.

– Hablar abiertamente
No creas que irte a vivir con tu pareja hará que vuestras diferencias desparezcan. Debéis buscar soluciones de mutuo acuerdo. Si eso os plantea muchos problemas tendréis que plantearos la convivencia.

– Conocerse
Cuando se vive separados sólo se comparten momentos que ambos intentáis que sean los mejores del día. Cuando se empieza a vivir juntos los dos conoceréis verdaderamente a la otra persona, en ese momento descubriréis cosas que no os gustan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *