Una pareja optimista


Las parejas que toman una actitud positiva frente a la vida, son sujetos esperanzados, convencidos de que si hay un problema, debe haber una solución.

Hay que recordar que el optimismo no es un estado en permanente ebullición; es un proceso, una forma de encarar la existencia. No se sostiene sobre imposibles ya que está ligado al trabajo personal sobre los hechos de la vida. Por lo que es posible revertir las actitudes pesimistas y los temores frente al futuro.

Pensar en positivo y tener una actitud optimista en la vida ayuda a alargar la existencia de las personas, desbancando a otros factores que son recomendados a menudo por lo médicos, como llevar una alimentación saludable o hacer deporte.

La pareja optimista es capaz de reconocer los logros que va obteniendo en el transcurso de su vida. Esto no significa que el conjunto formado por los dos miembros esté libre de frustraciones o dolores intensos. Sin embargo, impone a su realidad una alternativa de cambio, de proseguir a pesar de todo. La confianza en uno mismo y por ende en la pareja es una clave fundamental.

En definitiva, la persona optimista opera sobre la realidad, actúa y se compromete, mientras que el pesimista la observa sin maniobrar.

Te presentamos una serie de consejos con el propósito de que cultives tu propio optimismo:

Sé inteligente y perseverante para conseguir mantener una actitud optimista.

– Ser consientes que la vida está llena de infortunios como de felicidad hará que salgas más reforzado ante situaciones adversas.

– Mantén la tenacidad, esfuérzate y dedícate tiempo para pensar en cosas positivas.

– Proponte metas sencillas para empezar, pequeños retos para alcanzar.

– Vive el día a día, con visión de futuro, preocúpate por el aquí y ahora.

– Debes saber que en todo camino hacia el éxito también existen sus pequeños baches que habrá que superar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *