Tres sentimientos que estropean una amistad


Existen sentimientos que pueden estropear una relación de amistad y es muy importante detectarlos a tiempo para evitar perder a un buen amigo por tener una actitud equivocada.

La envidia

La envidia es dañina y perjudicial en cualquier relación. La envidia consigue distanciar a dos amigos porque surge entre ellos una barrera. El envidioso no se alegra de las cosas buenas que le suceden a su amigo, se compara constantemente como si estuviera en inferioridad de condiciones.

Para matar la envidia es importante transformar este sentimiento en gratitud y alegría por formar parte de la vida de tu amigo y poder compartir tantas cosas en común.

El orgullo

Existen amistades que llegan a su fin después de una discusión porque ninguna de las partes tiene la capacidad de dar su brazo a torcer y de pedir disculpas. El orgullo es tan fuerte que puede que aunque seas consciente de que te has equivocado, seas incapaz de disculparte y quedes siempre a la espera de que sea el otro quien dé el primer paso como si tuviera que demostrarte algo.

El orgullo nos lleva a perder muchas cosas buenas en la vida, oportunidades de crecimiento personal, buenas amistades y gente positiva. Por tanto, valora lo que tienes antes de perderlo.

La indiferencia

Existen etapas en las que una persona puede estar tan ocupada o incluso, cegada porque ha conocido a nuevos amigos, que puede dejar de lado a una amistad de toda la vida. En ese caso, quien se siente desplazado o en un segundo plano, poco a poco, se va alejando. Es muy importante que dediques tiempo a tus amistades y que reacciones en el momento oportuno si te das cuenta de que te has alejado. En ese caso, habla con tu amigo y explícale la causa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *