Terapia para descubrir tu magia


Hay un remedio eficaz para acceder a estados no-ordinarios de consciencia y así poder conocer la magia que reside en tu interior. El nuevo método sencillo de terapia experiencial, desarrollado por Stanislav Grof junto con su esposa Cristina, no precisa la toma de sustancias.

Ya sea con fines de una autoexploración personal como para la resolución de conflictos de naturaleza psíquica y espiritual, te recomendamos esta terapia, que si se realiza en pareja también dará sus frutos compartidos.

La principal mejoría de la mayoría de los participantes es el descubrimiento de sí mismos, de su sabiduría interna, como resultado de su propia autoexploración en niveles muy profundos: Somático, biográfico, perinatal y transpersonal. En cada uno de estos niveles podemos experimentar vivencias que amplían nuestra psique, transformándonos y sanándonos.

Gracias al nivel somático, se pueden manifestar liberaciones de energía bloqueada que empieza a fluir libremente provocando un gran efecto liberador, poniéndote en estrecha relación con tu propio cuerpo.

A través del estado biográfico, puedes entrar en contacto con vivencias que, por diversas causas, han sido relegadas al inconsciente personal y que desde este ámbito te condiciona en tu vida cotidiana. Su integración en tu consciencia es profundamente sanadora y liberadora.

Durante la fase perinatal descubrirás claves correspondientes a toda tu estancia en el útero materno hasta el nacimiento físico. Este periodo de tu vida es fundamental para tu posterior desarrollo. Todo lo experimentado aquí determina tu forma de ver la vida, a ti mismo y tu pertenencia en el mundo.

Y por último, la esfera transpersonal. Aquí las experiencias que puedes revivir van más allá de lo que habitualmente reconoces como yo y se extiende a cualquier aspecto de lo existente. Puedes experimentar una identificación con aspectos del mundo animal, vegetal, procesos biológicos, arquetípicos, estados de consciencia unitiva, etc. Las experiencias transpersonales son también profundamente sanadoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *