Ser el mejor amigo de tu pareja


Son realmente afortunados aquellos que encuentran su mejor amigo en su pareja. Uno puede tener la suerte de casarse con su mejor amigo o se puede llegar a ser el mejor amigo de la pareja después del matrimonio. Cuando la pareja no sólo son marido y mujer, muchos problemas a los que tendrán que enfrentarse se podrán solucionar de manera más rápida y eficaz.

Ser los mejores amigos, puede hacer que la relación sea mucho más abierta y que ambos tengan más espacio para crecer y “florecer”. Como individuos, las parejas están siempre cambiando y desarrollándose, por lo tanto, debes tener cuidado de no estropear tu relación con tu mejor amigo-pareja. Se debe mantener constantemente la “chispa” encendida y no pensar que como además de ser pareja, sois los mejores amigos, ya está todo hecho.

Para seguir siendo los mejores amigos, uno tiene que ser transparente y muy comunicativo con su cónyuge. Hablar y mostrar interés por los demás, compartir el día a día y los problemas, deben formar parte de vuestra relación. Recuerda que con los mejores amigos, también se hacen muchas cosas juntos. Así que si por motivos laborales, durante la semana no tenéis mucho tiempo para estar juntos, tenéis que recuperar el tiempo perdido durante el fin de semana.

El respeto mutuo, la confianza, darse el espacio suficiente y la aceptación de unos y otros como son, es muy importante para el matrimonio y también para ser los mejores amigos. Debéis tener una bonita necesidad mutua y la emoción siempre debe estar presente. Incluso en tiempos difíciles, hay que recordar que la otra persona es vuestra mejor amiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *