Romper una amistad con un amigo de la infancia


Existe una situación que duele casi tanto como romper una relación de pareja: romper una relación con un amigo de la infancia, es decir, un vínculo de toda la vida, también genera muchas dudas e inquietudes en la persona, que por una parte, siente la necesidad de alejarse de esa persona (por el motivo que sea), sin embargo, por otro, siente el peso de las raíces. Todavía más si ambas personas forman parte de un mismo grupo de amigos y van a seguir coincidiendo en los planes de grupo.

La verdad es que es normal, que en el camino hacia la madurez, las personas cambien y tomen caminos diferentes, por ello, puede que haya llegado un punto en que no existe más nexo de unión entre dos personas que los recuerdos. Por otra parte, al romper una relación con un amigo de la infancia también surgen las heridas acumuladas, y es que, este tipo de relación se suele caracterizar por haber arrastrado mucho desencanto durante años, pero llega un día, en el que uno de los dos ya no puede más, y decide poner tierra de por medio.

A la hora de tomar esta decisión, lo mejor es hacerlo de una forma madura a nivel individual, sin esperar la aprobación de nadie más. Es decir, es mejor no involucrar en este paso a otras personas de la pandilla porque una cosa es romper una amistad y otra muy diferente, querer hacer daño a otra persona. Incluso en el caso de que esa persona te haya herido a ti, lo mejor es que no te pongas a su altura.

Es muy normal que romper una relación de muchos años, sea difícil, sin embargo, todavía es más difícil seguir hacia adelante con una amistad que en realidad no es tal cuando dentro de ti, tienes una voz interior que te dice, que ya no puedes aguantar como si no pasara nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *