Puertas abiertas a un nuevo amor


En ti está el esfuerzo por aplicar lo que has aprendido y por modificar lo que la experiencia te indica que debes cambiar. Abrirte de nuevo al amor es una aventura que te deparará enormes gratificaciones. Pero nunca viene de más una lección sobre los aspectos fundamentales que se han de establecer para que una relación amorosa sea satisfactoria.

Respeto y aprecio. Dar las gracias al otro siempre, considerando todo gesto como un regalo que quiere hacernos. Todo lo que puedas compartir con tu pareja os va a unir más.

Ser uno mismo. Sobre todo al principio de la relación. Conocerse en profundidad implica sacar lo mejor y lo peor de uno mismo.

Manejar los desacuerdos. Una comunicación sana es especialmente necesaria, lo que significa saber escuchar con atención, intentando comprender con empatía y pidiendo aclaración si no se entiende algo.
Aceptar las diferencias. Aunque no se esté de acuerdo en algo, crear una fórmula para funcionar en pareja satisfactoriamente.

Clarificar los mensajes. Las presuposiciones o malentendidos generan malestar y resentimiento. Hace falta aprender a ser vulnerables y hablar claro, aunque tengas miedo a que te hagan daño.

Ser siempre compañeros. Se han de afrontar los problemas siempre situados uno junto al otro, no enfrentados. Se trata de salir ganando los dos, no de ganar uno a costa del otro.

Apoyo emocional mutuo. Eso implica intimidad sentimental, estar abiertos a poder hablar de necesidades, emociones, sentimientos y preocupaciones. En un diálogo sincero, se plantea cómo necesita cada cual que le traten, y si el otro puede y está dispuesto a apoyar de esa forma a la pareja.

Relaciones,
>

También te puede interesar...

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *