¿Por qué seguir inmerso en una relación que no funciona?


¿Por qué seguir inmerso en una relación que no funciona? Existen personas que siguen inmersas, al cien por cien, en una relación que no funciona. Siguen ahí, incapaces de aceptar la verdadera situación, con la esperanza de que algo cambie en el futuro como por arte de magia… En esencia, las personas que siguen en una relación que no funciona se han acomodado a ella, por el miedo a la soledad, por la angustia de no saber cómo empezar de nuevo en solitario. En ocasiones, se trata del miedo al qué dirán, en otros momentos, también surge la tristeza de tener menos vida social por contar con pocas amistades.

Siempre que se toma una decisión importante se paga un precio, pero está claro que aunque no lo parezca en apariencia, el precio que se paga por romper una relación que no funciona siempre es positivo y gratificante para la persona que siente más libertad. Mejora su calidad de vida a nivel emocional porque el reto de empezar de nuevo también resulta todo un estímulo para la superación personal de cada uno.

Aquellas personas que se encuentran mal anímicamente por estar en una relación que no es feliz, no mejorarán hasta que no asuman el problema de raíz. Todo lo demás, será un mero parche para sobrevivir dignamente a esa situación tan insoportable de vivir día tras día. El enamoramiento causa momentos de profunda felicidad, pero en la práctica, también causa instantes de profunda tristeza cuando eres víctima del autoengaño y te empeñas en que algo funcione cuando algo importante está fallando entre ambos y, en cambio, miras hacia otro lado.

Disfruta de tu presente, intenta ser feliz en la vida, disfruta de cada momento, y quiérete porque si no lo haces, entonces, corres el riesgo de ser víctima del falso amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *