Moderar la ansiedad ante la Navidad


Muchas personas se sienten un tanto ansiosas ante la Navidad. Este tipo de casos es propio de personas que no tienen una familia estructurada alrededor. Y es que, existen familias en las que los hermanos, por ejemplo, pueden llevar meses sin hablarse por motivos de una herencia. Pues bien, los reencuentros de fin de año también causan malestar aunque la familia no esté rota porque sí es cierto que tienes que encontrarte con personas que no te agradan.

Aunque sean de tu misma familia, la realidad es que esto también sucede. Y es que, es normal que dentro de tu círculo familiar más cercano tengas a personas que te hacen sentir mejor y otras que no te hacen sentir tan bien. Sin embargo, lo que no vale la pena es empezar a vivir ese agobio con dos semanas de antelación. Cuando llegue el momento, entonces, ya se producirá la situación.

Mientras tanto, vive el presente, céntrate en el ahora, de lo contrario, la Navidad puede estirarse como un chicle desde un punto de vista emocional. Y aunque es verdad que la parte comercial de estas fiestas dura mucho tiempo, en cambio, en sí misma, la Navidad no va más allá de dos semanas. Un tiempo breve, con principio y final, por tanto, merece la pena poner en contexto una situación, relativizar un problema para aprender a vivir en plenitud.

Por otra parte, la Navidad puede que te haga no sentirte bien con ciertas personas, sin embargo, seguro que encuentras la alegría de poder ver a otros familiares a los que quieres mucho y aprecias de verdad. Por ello, no dejes que nada te impida vivir este momento de tu vida, al compás de las tradiciones y de los regalos que siempre son una sorpresa de optimismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *