Las tres sensaciones agradables de la seducción


El proceso de seducción genera una situación diferente a nivel emocional en aquel que siente un deseo fuerte hacia otra persona, y a su vez, siente que puede ser correspondido. Una de las sensaciones más importantes del proceso de seducción es el de sentirte vivo de verdad. La rutina es mucho más emocionante y más agradable porque lo cotidiano se convierte en extraordinario bajo la perspectiva de un posible nuevo amor.

Una buena autoestima

Cuando una persona siente un deseo importante por otra persona, también se cuida mucho más físicamente, mejora su imagen, viste mejor… Todos estos cuidados también redundan de una forma inevitable en una autoestima más fuerte. Muchas veces, por falta de tiempo, muchas personas no pueden cuidarse tanto como quisieran, sin embargo, ante el deseo de gustar al otro, se encuentra tiempo, incluso, donde no lo hay, para poder ir a la peluquería, renovar el armario o, en el caso de las chicas, ir bien maquilladas. En esta lista de cuidados personales tampoco podemos olvidar la elección de un buen perfume.

Placer emocional

Alguien siente un gran placer emocional cuando se siente deseado por otra persona. Ese placer es más intenso, cuanto más fuerte es la atracción. Y dicho placer tiene la capacidad de compensar otros ámbitos de la vida menos gratificantes.

La sola presencia de la otra persona es agradable, no es necesario intercambiar ni siquiera palabras para sentir una alegría interior que solo se puede explicar en caso de ser vivida. Este placer emocional es una alegría intensa, una satisfacción… Pero al otro lado de la balanza, también hay que tener en cuenta que no ver a la persona deseada puede convertirse en un auténtico drama para quien está empezando a sentir algo especial. El amor, en sus inicios, es como una noria de cambios de humor y de estados de ánimo en donde todo gira alrededor de un solo centro.

1 comentario

  1. todo lo leido es muy buena, pero digo como se maneja el machismo y fenemismo cada quien jala a su esquina, hay leyes orientadas contra el acoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *