Qué hacer cuando tu pareja no actúa como tú esperas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Las relaciones de pareja son complejas porque se producen expectativas que muchas veces se frustran. Es imposible que cada uno pueda cumplir las necesidades del otro. Lo más natural es que tu pareja no haga lo que tú esperas en muchas ocasiones, simplemente, porque es diferente a ti. Existen situaciones cotidianas que así lo muestran. Por ejemplo, cuando anula un plan contigo en el último momento o cuando olvida algo importante que tú le habías contado.

No es falta de amor

Muchas personas asocian ciertos gestos con el desinterés, cuando en muchos casos, lo único que sucede es que dos personas son distintas y se comportan de modo diferente. Por ello, cada uno tiene que trabajar a nivel interno valores como la comprensión y el respeto que se alcanzan a través del diálogo. La palabra es el medio de comprensión mutua.

Cómo afrontar las diferencias

Cuando tengas algún tipo de inquietud interior, en lugar de quedarte dando vueltas y vueltas alrededor de ese asunto sin decir nada a nadie, es muy importante que hables del tema con tu pareja. Hazle las preguntas que necesites y en muchos casos, te sorprenderás de que las respuestas que el otro tiene que darte no son las que tú habías imaginado.

En una relación siempre existen dos formas diferentes de interpretar la realidad, sin embargo, con frecuencia cada uno se queda con una interpretación parcial al no comunicar sus miedos, sus dudas y sus inseguridades con el otro. El motivo por el que este tipo de dudas se silencian es por creer que hablar de ello solo puede perjudicar a la relación.

En ciertas situaciones concretas, por ejemplo, cuando tu pareja te ha decepcionado mucho, puedes explicarle qué es lo que te ha dolido y qué es lo que te hubiera gustado que hiciera en realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *