El exceso de protagonismo en el grupo de amigos


En un grupo de amigos cada persona tiene una personalidad diferente y ejerce un rol concreto. Es positivo mantener el contacto con el grupo de amigos de siempre pero también es gratificante hacer nuevas amistades para salir de ese rol determinado y para practicar las habilidades sociales propias del inicio de una nueva relación. Existe un rasgo habitual en ciertas personas del grupo: el exceso de protagonismo. Es decir, el deseo de llamar la atención y ser el centro del mundo.

Qué esconde esta actitud

Esta actitud muestra cierto grado de vanidad en aquella persona que se da demasiada importancia en relación con los demás. En un grupo, todas las personas son importantes y es un error creer que hay alguien que está en un segundo plano. Un grupo de amigos, en más de una ocasión, se parece a una película en la que algunos tienen el papel protagonista y otros se conforman con ser actores de reparto.

Lo cierto es que es importante que todos los amigos busquen su espacio y hablen de sí mismos para dejarse conocer.

Cómo sobrellevar el exceso de protagonismo

¿Cómo sobrellevar el exceso de protagonismo? En primer lugar, viendo las virtudes que tiene esa persona. Quien busque un amigo perfecto terminará agotado ya que no existe en todo el universo alguien sin carencias. Por otra parte, con total naturalidad, si tú quieres contar algo al grupo, pide tu espacio y tu tiempo, y los demás, te respetarán.

Afortunadamente, este tipo de diferencias de roles que son tan marcadas en la adolescencia, empiezan a reducirse con el proceso de madurez. La amistad también es un aprendizaje y los años aportan un valor a las relaciones sociales. La persona que tiene exceso de protagonismo no se da cuenta de que se pierde la oportunidad de conocer mejor a los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *