Estar más enamorado que el primer día


El verdadero triunfo del amor es el que sienten aquellas personas que sienten que están más enamoradas que el primer día. Con el paso de los años se pierde la novedad de los inicios, la emoción en estado extremo y la sensación de que el otro es perfecto. Sin embargo, el amor también es una ganancia como bien muestra la confianza, la complicidad, el conocimiento mutuo, la compañía, la seguridad y la estabilidad.

A más años, más amor

No es una norma universal, es decir, no se suma más amor por el simple hecho de haber compartido más años. Sin embargo, si una relación es sólida, existen cosas que no se descubren el primer día y que van apareciendo poco a poco conforme avanza esa historia. Dos personas que han celebrado sus bodas de oro tienen un amor profundo que es imposible para quienes acaban de celebrar su primer aniversario.

Esto quiere decir que en el amor es indispensable dar tiempo al tiempo, aprender a esperar, tener paciencia para no tirar la toalla ante el primer obstáculo cuando surge una crisis.

La madurez del amor

Al igual que las personas atraviesan la adolescencia en su camino hacia la etapa adulta, el amor también tiene sus fases y sus ciclos. Es decir, tiene su proceso de desarrollo. El amor en la vejez, muestra la plenitud de haber encontrado un compañero de viaje con el que se ha compartido toda una vida. No existe nada que sea más romántico y a la vez, más real que eso.
La meta de cualquier persona enamorada debería ser trabajar su relación cada día para estar más enamorada que al principio.

Conviene perder el miedo al tiempo, que aunque es símbolo de rutina, también es todo un signo de fidelidad y de lealtad en una relación de pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *