Estar enamorado y feliz


Estar enamoado no es sinónimo de estar feliz puesto que el enamoramiento es la época en la que más se puede sufrir al sentir algo especial por alguien que no muestra ningún tipo de interés. El verdadero privilegio de estar enamorado surge cuando te has fijado en alguien que muestra señales de interés por ti. Eso alimenta todavía más tus ilusiones y tu esperanza de ser correspondido y de tener una historia bonita.

La felicidad del amor

El enamoramiento transporta a la persona a una situación totalmente distinta. A pesar de que su realidad cotidiana siga siendo la misma y haga frente a la misma rutina hay algo que ha cambiado en su interior como consecuencia de esa ilusión interna. Una persona trabaja mejor cuando está enamorada porque está mucho más motivada. Disfruta mucho más de las relaciones sociales porque es más feliz que nunca. Todo para ella tiene un valor más especial.

Los síntomas más felices del enamoramiento

El enamoramiento tiene diferentes síntomas y algunos de ellos no son un claro ejemplo de felicidad. Puede que al no dejar de pensar en la persona que te gusta tengas dificultades para un descanso correcto. Sin embargo, el enamoramiento también es causa de síntomas muy agradables: te sientes más vivo que nunca por dentro, los ojos te brillan de una forma especial como reflejo de ese bienestar interno, el futuro tiene una perspectiva agradable, se minimizan otras preocupaciones…

Enamoramiento y felicidad pueden ir de la mano

Enamoramiento y felicidad pueden ir de la mano hasta el punto de que el criterio de ser feliz y estar bien es el que rige de verdad un sentimiento sano y positivo a diferencia de la sensación de infelicidad que surge en un enamoramiento que solo causa dolor ya sea por la falta de correspondencia o por otros motivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *