Estar enamorado de una buena persona


Enamorarte de una buena persona es como un regalo que aparece en tu vida de una forma inesperada. A lo largo de la vida vamos conociendo distintas personas, unas dejan más huella que otras. Cuando te enamoras de alguien, esa persona deja huella de una forma especial más allá de cuál sea el resultado final de una historia. Incluso cuando se trata de una historia infeliz, esa experiencia deja huella por las grandes lecciones que reporta en relación con aquello que no es el amor. Conocer a una persona especial, enamorarte y descubrir que ese alguien tiene un gran corazón es la máxima expresión de belleza que puedes apreciar en alguien. ¿Cómo conocer de verdad a una persona y disfrutar del regalo de estar enamorado?

No juzgues por las apariencias

En primer lugar, no juzgues por las apariencias, ni por las primeras impresiones que pueden ser muy engañosas. Tampoco te dejes llevar por ese impulso inicial del enamoramiento que te hace creer que el otro es perfeto. Date tiempo para poder observar de una forma objetiva el modo de ser de la otra persona en distintas situaciones que te permitan tener una visión más general de cómo es su actitud.

Cómo te hablan los demás de ese alguien

Conocer a alguien de verdad es un proceso largo. Para conocerle mejor, te ayudará estar atento a los comentarios que los amigos y personas conocidas hacen sobre ese alguien especial en tu vida. No se trata de dar más peso al criterio de los demás que al propio sino de entender que la marca persona se muestra a través de los hechos.

Suma bienestar a tu vida

Cuando te enamoras de una buena persona sientes que los momentos con la otra persona son un espacio de bienestar importante. Una compañía gratificante en el amor es aquella que te da tu espacio y te ayuda a crecer como persona.

1 comentario

  1. buenas tardes,
    estoy leyendo esta pagina la cual me esta aportando mucho
    como yo me siento esta reflejado en varios textos
    pero no termino de encontrar el mio
    quizas nunca encuentre el amor a veces pienso que soy yo la culpable
    no se
    saludos
    lara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *