Enseñanzas del amor y de la soledad


El amor y la soledad no siempre van separados. De hecho, en más de una ocasión, van unidos. Y aquel que siente la soledad cuando está acompañado se encuentra con el conflicto de saber que en realidad se está engañando a sí mismo al estar dentro de una relación que no funciona y en la que ambos más de que dos enamorados se comportan como dos extraños. No conviene tirar la toalla a la primera de cambio. Es decir, conviene analizar las posibles causas de la falta de comunicación, diálogo e interés mutuo para poder hallar una solución y recuperar la ilusión por estar juntos.

La verdad es que muchas personas siguen en pareja por miedo de no encontrar a otra persona, es decir, se conforman. De este modo, se niegan la posibilidad de disfrutan de un amor maduro y pleno. La soledad también tiene muchas ventajas y es una gran fuente de aprendizaje y de autoconocimiento en tanto que aprendes a valorar tu tiempo y también el hecho de no estar a la espera de otra persona.

Algo que a veces, puede llegar a desgastar mucho en la etapa inicial del enamoramiento cuando no sabes si te corresponde o no. Muchas chicas pasan horas a la espera de que suene el teléfono y sienten frustración cuando él no ha llamado.

Una de las enseñanzas más importantes del amor es que debes aprender a quererte a ti mismo para poder estar bien con otra persona. Es decir, debes aprender a aceptarte tal y como eres y así también, encontrarás a alguien que sea capaz de quererte del mismo modo. Por otro lado, los años te enseñan que no debes conformarte para terminar metido en cualquier historia incluso cuando puede ser perjudicial para ti (así sucede en las relaciones que son tóxicas). Un amor que sea de verdad te hará sentirte más libre y también, más pleno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *