El peligro de acostumbrarte a la soledad


A lo largo de la vida existen etapas de todo tipo. Sin duda, es un error pensar que se es más feliz por estar en pareja. Nada más lejos de la realidad, puedes convertirte en la persona más infeliz del mundo en caso de que estés con la persona inadecuada. El amor verdadero será el que cambie tu vida para siempre, el que te haga ver la realidad desde un punto de vista diferente.

Sin embargo, existen personas que encuentran en la soledad la excusa perfecta para no arriesgarse. Evidentemente, aquel que nunca se arriesga, nunca se enfrenta al rechazo, ni al dolor, ni a la tristeza de la decepción. Pero está claro que tampoco tiene la oportunidad de salir vencedor y de conquistar el corazón ajeno. Vivir en la pasividad de la soledad cuando esa soledad no es elegida al cien por cien sino una excusa para no sufrir no hace más que limitar tus habilidades sociales y tu capacidad de ser feliz.

La soledad es un verdadadero regalo. De hecho, dentro de la propia pareja cada persona debe de tener también su propio espacio. Por otra parte, y de forma contradictoria, el problema de muchas personas es que no saben estar solas, por ello, enlazan una ruptura tras otra, desgastando el corazón al confundir sentimientos que en realidad están alejados del amor. A veces, merece la pena esperar y dar tiempo al tiempo para encontrar a una persona que de verdad merece la pena al cien por cien.

Con el paso de los años cada vez te conoces mejor a ti mismo. Por ello, también te vuelves más exigente. El peligro de esa exigencia es que puede que tengas en tu mente tales niveles de perfección que nadie esté a la altura. Lejos de seguir enamorado de un ideal, es mejor que valores a la persona de carne y hueso que tienes frente a ti.

Solteros,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *