El falso amor

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El amor tiene sus espejismos y sus trampas al más puro estilo de un oasis en medio de un desierto. Los sentimientos más puros dejan de serlo cuando hay intereses escondidos, que en ocasiones, uno mismo desconoce. Es decir, no se trata de engañar únicamente a otra persona sino también, a ti mismo. ¿Qué es el falso amor? Sin duda, existen varias situaciones en las que puede darse.

Por ejemplo, existen personas que se enamoran de alguien bien posicionado económicamente o con un buen trabajo en busca de prestigio social. Este amor no es real, ya que en el momento en que cambian las circunstancias externas, el sentimiento también varía. Por otra parte, el amor también deja de ser real, cuando alguien lo convierte en una forma de rivalidad o de reafirmarse a sí mismo. Así sucede cuando te enamoras de una persona que está casada. Este tipo de historias nunca conducen a algo bueno, de hecho, siempre quedan víctimas y corazones rotos de por medio.

El falso amor también surge cuando una persona se utiliza como si fuese un parche para curar el corazón roto por una ruptura sentimental. Existen personas que después de haber roto con su pareja, inician muy pronto una nueva relación sin dar tiempo a curar las heridas. En ese caso, el falso amor brota antes de lo esperado hacienod que la otra persona se sienta utilizada y también, humillada. Para finalizar, también hay que tener mucho cuidado con no generar falsas expectativas a nadie porque jugar con los sentimientos ajenos habla mal de uno mismo. Es síntoma de inmadurez, falta de responsabilidad y de conciencia.

El falso amor sólo te lleva a perder el tiempo, por ello, espera todo el tiempo que haga falta para conocer a alguien que de verdad te mueva el corazón sin nintún tipo de presión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *