El efecto de la mirada en la seducción

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Mucho se ha dicho sobre la mirada. Algunos consideran que puede llegar a decir más que mil palabras, otros, que los ojos son el espejo del alma, es decir, te conducen a la verdad de la persona. Sin embargo, en la mirada, como en todo, conviene encontrar el equilibrio, es decir, el juego de la seducción tiene sus reglas. Lo cierto es que no te sentirías muy cómodo ante alguien que te mira y te observa hasta el milímetro constantemente. Una actitud que sería más una muestra de obsesión que de enamoramiento.

¿Cuál es el efecto de la mirada en la seducción? La realidad es que es muy importante, teniendo en cuenta que además, merece la pena que cuando hables con la persona que te gusta le mires a los ojos y compruebes también si ella lo hace. Es decir, si cuando está contigo te mira de forma directa. En ese caso, la intensidad de la atracción crece por momentos en caso de existir.

Además, el efecto de la mirada es tan potente que incluso, unos ojos bonitos pueden ser una de las cualidades que veas más atractivas en el otro. Existen ojos azules, negros, verdes, marrones… y la verdad es que todos tienen su encanto y su belleza. Tanto que la mirada también se asocia de forma directa con el enamoramiento desde un punto de vista filosófico en tanto que dos personas no pueden dejar de mirarse cuando están en la etapa inicial del enamoramiento bajo la fuerza de las emociones.

Mientras que existen miradas que pueden hacerte sentir muy incómodo, otras por el contrario, pueden hacerte sentir muy especial. Cuando sabes que te está mirando quien tú quieres que lo haga y tal vez, incluso, le brillan los ojos al hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *