El diccionario romántico del amor


El amor está lleno de palabras bonitas, sin embargo, muchas parejas descuidan la importancia del vocabulario en la relación del día a día. El romanticismo ayuda a romper la rutina, hace que un momento sea más especial y también, potencia la emoción al máximo en tanto que está cargado de sentimiento. El diccionario emocional del amor no sólo puede utilizarse a la hora de escribir una novela, un poema o una carta de amor, sino que el mejor modo de utilizarlo es a través de la expresión oral.

De hecho, cuando dices algo bonito a otra persona puedes ver de una forma directa su reacción, si se siente bien al escuchar tu mensaje, si se ha emocionado y siente lo mismo que tú… En cambio, cuando apuestas por el teléfono o el correo electrónico, por ejemplo, te pierdes todos estos detalles que también tienen un gran valor en la vida y en el presente.

Dentro del diccionario romántico del amor existen palabras, realmente poéticas: amantes, felicidad, amor correspondido, seducción, cita a ciegas, amor platónico… Sin embargo, decir “te quiero” en el momento adecuado, puede ser el gesto más especial de la rutina. Pero se trata de una expresión que muchas veces, no se utiliza por pudor. Los sentimientos bonitos nunca deberían causar sensación de vergüenza, ni siquiera, a los más tímidos.

En el amor no sólo hay expresiones románticas, sino que también hay emociones que tienen un gran peso en este contexto: por ejemplo, las mariposas en el estómago, el nudo en la garganta, los nervios constantes, la ansiedad por volver a verle, la sensación de que todo es perfecto… En última instancia, el romanticismo es cuestión de actitud. En definitiva, forma parte del modo de ser de algunas personas enamoradas. Intenta poner en práctica el cuidado de los detalles en la rutina diaria, porque eso es, en esencia, ser romántico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *