Echar de menos a tu ex pareja


La añoranza es una nostalgia que surge en el momento más inesperado en el corazón de aquel que siente un vacío muy grande dentro de sí mismo. La añoranza que brota del enamoramiento es una de las más fuertes puesto que se produce una sensación de desgarro interno cuando te sientes lejos de la persona amada. Y esa distancia, genera una visión negativa de tu vida en general.

La añoranza interna

Aunque es verdad que la felicidad no depende de las circunstancias del entorno, la realidad es que es muy humano que las sensaciones internas sean muy diferentes dependiendo de la situación emocional de uno mismo.

Superar la prueba de echar de menos a la pareja es un proceso más en la superación de un desamor. Echar de menos a tu ex pareja es lo más natural del mundo cuando has compartido un tiempo con una persona a la que has querido. La añoranza del ayer surge como un eco que no puedes controlar y pone a prueba tu capacidad de resistencia para no coger el teléfono y llamar a tu ex.

Qué hacer cuando le echas de menos

Aunque eches de menos a tu ex, si la historia ya está acabada y no existe posibilidad de una segunda oportunidad, entonces, sigue con tus planes de presente recordando siempre tu objetivo. Olvidarle y marcar distancia entre ambos.

Rodéate de gente, intégrate en planes sociales porque eso te ayudará a distraerte. No evites acudir a lugares a los que ibas con tu pareja porque entonces, estás evitando enfrentarte con los recuerdos.

Evita hablar del mismo tema con todo el mundo porque no te ayuda demasiado convertir esta añoranza en un tema recurrente en tu vida cotidiana. Aunque eches de menos a tu ex, la emoción como tal no es omnipresente las veinticuatro horas del día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *