Cuatro consejos para querer bien a tu pareja

querer-bien-a-tu-pareja
El amor es un sentimiento muy importante del corazón. Sin embargo, en muchos momentos, no se trata de querer más sino de querer mejor. Esta es la clave en las relaciones de pareja. ¿Y cómo querer bien a la persona que forma parte de tu vida?

Acepta su libertad

Libertad de opinión, pensamiento y obra. Acepta que es una persona diferente a ti. No pretendas pulir su carácter hasta convertirlo en una copia de ese ideal que tienes en tu mente. Tu pareja es libre. Y el amor no es una cadena de esa libertad porque los pactos y acuerdos que se establecen son asumidos libremente.

Escucha a tu pareja

El sencillo gesto de dedicar más tiempo a escuchar a la pareja sobre qué quiere y qué desea puede ayudarte a conocer mejor el corazón del otro. La importancia de la comunicación es determinante para llegar a acuerdos. Sin embargo, con mucha frecuencia, se crean muros en la comunicación. El muro más frecuente es el cansancio que produce el trabajo diario.

Recuerda qué te enamoró al principio

Con el paso del tiempo, cambia la percepción del amor. Sin embargo, es muy recomendable que recuerdes con más frecuencia qué fue lo que te enamoró de la persona que forma parte de tu vida. ¿Qué fue aquello que llamó tu atención en un primer momento? Recuerda cómo le mirabas en aquella etapa.

quierete-a-ti-mismo

Quiérete bien a ti

Las relaciones personales son un espejo del modo en el que te miras a ti mismo. Por tanto, si aprendes a quererte bien a ti, también vas a aprender a querer bien a tu pareja. ¿Cómo aprender a querer? Empieza contigo mismo: respeto, amabilidad y diálogo asertivo son ingredientes que no pueden faltar en tu diálogo interior. Nadie da lo que no tiene. Por esta razón, para ser amable con tu pareja también tienes que serlo contigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *