¿Cómo hacer balance de una relación?


Cada cierto tiempo, merece la pena hacer balance sobre la calidad de una relación. En primer lugar, para medir el grado de felicidad en dicha situación presente. Por otra parte, para poder medir el grado de satisfacción personal con el ahora. Una relación de pareja es un pilar en la vida de una persona. Cuando ese pilar es positivo y gratificante, entonces, toda la vida en general de esa persona tiene un color más amable. En cambio, en medio de una relación tóxica y destructiva se sufre mucho. Y en cambio, algunas veces, los protagonistas de ese tipo de vivencias se quedan anclados en el dolor. En ocasiones, por miedo de no encontrar algo mejor.

Para hacer balance de una relación debes ser sincero contigo mismo. En primer lugar, para valorar si aquello que das es lo mismo que aquello que recibes. En caso de que no tengas el mismo grado de implicación que la otra persona, entonces, debes analizar el motivo. Y cambiar para evitar que el otro se desgaste de tanto dar.

Por otra parte, también merece la pena analizar el funcionamiento de una relación en general. Es decir, si se comparte tiempo en común, se hace planes juntos o si cada persona va a lo suyo. Por supuesto, que es excelente y fundamental tener grados de independencia y de autonomía dentro de una pareja, sin embargo, también se debe compartir y no llegar al individualismo extremo.

Algunas personas, al estar en pareja, también tienen la sensación de vacío interior y de que les falta algo. En ese caso, esa sensación puede ser síntoma de que algo está fallando. Las emociones son las que hablan en más de una ocasión, por ello, en caso de sentir tristeza con regularidad, pereza en los planes o falta de motivación puede significar que la relación de pareja no es positiva y esa persona, quiere estar sola por un tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *