Cinco virtudes fundamentales del amor


El amor es una virtud fundamental en la vida de un ser humano, más allá del modo en el que se presenta. El amor tiene virtudes que hacen del ser humano una persona mejor.

Generosidad

El verdadero amor es generoso y desinteresado, es decir, cualquier persona que quiere a otra se siente mejor al ofrecer lo mejor de sí misma al otro. Una persona que quiere de verdad a otra no se queda siempre a la expectativa de recibir porque como mejor se siente es aportando a la relación. Pero sin duda, conviene buscar el equilibrio.

Valentía

El verdadero amor convierte en héroe a cualquier persona que descubre que es más valiente de lo que pensaba en situaciones de adversidad, por ejemplo, cuando tiene que apoyar a su pareja en un momento difícil de enfermedad o en el desempleo. Es ante la dificultad cuando el corazón se crece y lucha de verdad.

Perdón

El verdadero amor también es compasivo, es decir, no se deja guiar por el orgullo sino por la humildad del perdón. Es sano perdonar y no acumular rencores para el futuro en una relación. Incluso las cosas más difíciles pueden perdonarse, sin que eso signifique que haya que seguir con la relación. El perdón es liberador para uno mismo porque te ayuda a no vivir pegado a lo que pasó.

Paciencia

La paciencia es una virtud difícil para quienes buscan resultados inmediatos en sus acciones. Sin embargo, el amor te ayuda a esperar y a reponerte de los momentos amargos. El amor aumenta la paciencia porque aquel que es paciente cree que merece la pena esperar por la persona que ama.

Respeto

El amor más sano es aquel que se basa en el respeto no sólo al otro sino a uno mismo entendiendo que las personas nunca pueden ser tratadas como objetos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.