Cinco verdades sobre el amor correspondido

compromiso
Cuando te enamoras, deseas ser correspondido. Quieres que esa persona sienta lo mismo por ti. De lo contrario, el enamoramiento se torna sufrimiento. ¿Cuáles son las verdades fundamentales sobre este sentimiento? En Son Pareja te lo contamos.

No todo es de color de rosa

Por mucho que se quieran dos personas, van a descubrir aspectos de sí mismas y del ser amado que no se ajustan al ideal que hubiesen deseado. El amor nace de la perfección imperfecta de dos seres que se apoyan de manera incondicional.

Paciencia

Y para asimilar esos detalles de la relación que te gustan menos, no existe antídoto más real que esta virtud de ser paciente. Un concepto nada romántico pero muy práctico puesto que en una historia de amor los tiempos no se miden únicamente desde la perspectiva individual. Es conveniente acompasar las expectativas de ambos.

El amor correspondido transforma tu vida

Hubieses podido ser igualmente feliz sin esta historia, sin embargo, una vez que has descubierto este sentimiento, no imaginas cómo sería tu presente de otra manera. Tu pareja forma parte de tu realidad personal y te gusta que así sea. El amor es una experiencia íntima, por tanto, transforma todo tu ser en profundidad.

El amor se crea día a día

La eternidad de una vida compartida en común solo es posible a partir de la conquista de fragmentos de tiempo más breves: cada día es igual de importante.

abrazo

Puedes llegar a sentirte como una unidad

Piensa en el ejemplo de aquellas personas de avanzada edad que han compartido toda su vida en común. Muchas de esas parejas proyectan esta unidad en su forma de hablar. No imaginan la vida estando el uno sin el otro. Es un tipo de amor muy vivido, es decir, aquel que es inherente a los años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *