Caerle bien a tu suegra

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Uno de los aspectos más temidos cuando se inicia una relación es el de la familia de tu pareja, porque si la cosa se pone seria no podrás evitar tener que conocer a la familia y sobre todo, a la temida suegra. Conocer a la madre de tu pareja siempre es uno de los momentos más incómodos que existen, y es que nuestras ganas por gustar y caerle bien y sus ojos, mirándote y juzgándote a todo momento, nos pueden llegar a causar un gran estrés y ansiedad.

Por ello, hay que tomárselo con calma y darse cuenta de que es una persona como otra cualquiera. Invita a tus suegros a casa y cocina algo rico para ellos, y es que cocinar para alguien ya es símbolo de respeto e intento de ser agradable y amable.

Antes de la cena, prepara la casa para que esté perfecta. Haz una limpieza exhaustiva y utiliza tus mejores galas, cubertería y manteles para que cuando llegue tu suegra se dé cuenta de que la casa está impecable y que te has molestado en arreglar la casa, arreglarte a ti misma y por lo tanto, te preocupa caer en gracia a los padres de tu pareja.

Durante la cena, evita temas espinosos como la política, la religión o temas que puedan llevar a la controversia y céntrate en ellos y en tu pareja y haz preguntas sobre ellos y sus intereses y gustos. Si tus suegros perciben que sientes interés por ellos, querrá decir que te interesa caerles bien y por lo tanto, que tu relación con su hijo va en serio y no es simplemente una cosa de dos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *