Belleza Zen para conquistar


Zen, es un término que puede ser simple y complicado ala vez: si lo haces bien, es simple, pero hacerlo bien es un tema muy complicado, ya que en el proceso se tienen que dejar de lado las ideas preconcebidas, los viejos hábitos, deseos, la lógica e incluso las creencias. Así que no es de extrañar que, cuando se habla de la belleza Zen, también sea algo complejo. Por un lado, si todo en la vida es efímero, la belleza y la fealdad son irrelevantes.

Por otro lado, la creación de la belleza es una necesidad humana, que sirve para enfocar la mente, glorificar temas espirituales y conquistar a otras personas. Lo más sencillo que se puede decir sobre el concepto Zen de la belleza es que se basa en la simplicidad. La belleza Zen controla la sencillez y la planificación cuidadosa. Cuando empezamos a pensar en términos de estilo personal, hay que pensar en “reformar” el armario, haciendo desaparecer cosas de moda y accesorios más allá de lo absolutamente indispensable.

Se deben guardar los colores demasiado brillantes. Cuando quieras enamorar a alguien con este estilo piensa en trajes sencillos y calzado cómodo que te permitan mostrar tu mejor cara durante el tiempo que dure la cita. Todas aquellas que buscan el estilo Zen deben tener presente que deben crearse una especie de uniforme diario que les mantenga un estilo simple y fácil.

Si tienes una cita con esa persona que te gusta, puedes ponerte unos vaqueros con una camiseta blanca tranquilamente, a no ser que vayas a un sitio en el que te pidan ir vestida de otra forma. Los colores neutros, los colores de la madera, piedra, cielo y el agua harán que tu vestuario sea más flexible y elegante y que enamore a muchas más personas de las que esperabas.

Solteros,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *