Pedir una cita por primera vez
Tomar la valiente decisión de pedirle salir a alguien por primera vez puede resultar bastante complicado. Todo el mundo busca un sí por respuesta pero, a veces, el resultado no es que se espera. Cada persona es un mundo y, por mucho que pienses que eres una maravillada del mundo creada para proporcionar amor al resto de los mortales, no tienes por qué gustarle a la gente.

Lo primero que debes hacer es, intentar conocer un poco mejor el estilo de vida de esa persona a la que le vas a pedir salir por primera vez. Seguro que necesitarás perfeccionar tus habilidades de observación. Recuerda que si la respuesta final es no, no existe ninguna razón por la cual no se pueda ser amigo de esa chica.

Esa persona ¿sonríe cada vez que te ve? ¿busca excusas para entablar una conversación? Estos son algunos indicios que te pueden indicar que puedes lanzarte a pedir una primera cita. No pienses, cada vez que le pides salir a alguien por primera vez que será el romance del siglo. Simplemente debes intentar que esa primera cita sea un rato muy divertido para los dos.

Si eres tímid@ a la hora de hacer la tan temida pregunta (¿quieres salir conmigo?) deja que poco a poco la situación vaya surgiendo sola. Seguro que si le gustas a esa persona el tema terminará saliendo por sí solo. Una simple conversación sobre la última película de algún conocido actor puede terminar en una primera cita. Recuerda que el tiempo será mejor tu aliado y es mejor no forzar las cosas.