Cómo enamorar a la chica que me gusta
Antes de empezar a enamorar a la chica de tus sueños, conviene dejar claro que la mejor recomendación que existe es que seas tú mismo. La naturalidad es la cualidad que más debes desarrollar para que tengas éxito en el amor. Pero no te preocupes, si lo que tú quieres son algunos consejos para que esa mujer tan especial caiga a tus pies, sigue leyendo. Poniéndolo en práctica, tendrás en el bote a la chica de tu vida antes de lo que te imaginas.

Limpieza

Este punto es fundamental. A las mujeres les gustan los hombres aseados. Lávate, pero de verdad, no te limites a echar colonia. Hay que lavarse en condiciones, para que huelas a limpio y la chica no salga espantada a la primera da cambio cuando levantes tus alerones. El toque de perfume, una vez limpito, es algo opcional pero recomendable porque denota que tienes cuidados. Limpio tampoco significa empalagoso. Simplemente, no vayas guarro, despeinado, con las uñas largas, mal afeitado, con pelos por la nariz, camiseta sudada, sudor en la frente. Todo eso es lo que debes evitar.

Seguridad

Te tienes que meter en la cabeza que eres el chico más interesante y simpático del mundo, aunque en el fondo pienses que no te mereces a esa chica. Para conquistarla primero debes estar seguro de ti mismo. Repite conmigo: “Soy el mejor y lo voy a conseguir”. A parte de la actitud, también conviene estar seguro de lo que se dice. No dejes preguntas abiertas, tus conversaciones deben ser sinceras y maduras.

Vestuario

Cuidado con lo que te pones, que te estoy viendo. No, esa camiseta a rayas naranjas ni es bonita ni está de moda, a no ser que los años 80 vuelvan sin pudor a las pasarelas de España, cosa que dudo. Lo mejor es buscar algo que te haga parecer elegante, pero informal. Una camiseta ajustada con unos vaqueros, es una buena opción. Si sales de noche, debes cuidar tu presencia mucho más. Las mujeres suelen fijarse mucho en cómo van vestidos los hombres cuando salen de fiesta.

Sensibilidad

Como en la limpieza, tampoco te pases en esto. Aunque sabemos que no eres muy sensible, disimula un poco de sensibilidad y dulzura en todo lo que haces. A algunas chicas les gustan los hombres duros, pero a muchas otras les encantan los chicos que dejan al descubierto sus sentimientos.

Dialéctica

Desarrolla tu discurso de tal modo que encandiles con las palabras. Piensa que las chicas valoran mucho las conversaciones, todas las cosas que dices las tendrán en cuenta. Si hablas de forma educada y coherente, conseguirás llegarles más a dentro y eso les gustará. Algunas mujeres son capaces de enamorarse con unas pocas palabras. Busca esas palabras y la tendrás para siempre.

Saber escuchar

Fundamental para tener relaciones de pareja estables. Si no escuchas a tu chica, ella terminará dejándote. Lo mejor es poner cara de interesante mientras ella te cuenta sus batallitas. Es lo que más aprecian las mujeres: un hombre que sepa escuchar y sea buen conversador, porque dos no hablan si uno no quiere. Si te pregunta, intenta ayudarla en todo, que se sienta que te interesas por ella.

Detalles

La mayoría de mujeres coinciden en que lo que más seduce es un hombre detallista, que se fije en ellas, que se acuerde de las fechas señaladas, que las sorprenda con flores, regalos, una cena especial o un viaje. Cualquier detalle que la haga sentir especial serán puntos a tu favor. Tiene que creer que es la mujer más afortunada del mundo.

Educación

Relacionándolo con la sensibilidad, hay ciertos detalles que no se te deben pasar: como tener cuidado con el lenguaje (no decir tacos), no eructar o tirarse un pedo delante suya, no hablar mal de sus amigas, no criticar por las espaldas, no decirle las cosas que piensas, no compartir tus secretos con ella, entre otras cosas que sin duda son importantes.

Originalidad

La innovación es importante para evitar la monotonía, cambia tus costumbres siempre para mejorar. No hagas que la relación se convierta en una aburrida rutina y sorpréndela haciendo algo nuevo. Procura ser original en todo momento, tanto en los regalos, en la comunicación, en la forma de amar, ya sabes…

Sinceridad

Quizás es lo más importante de todo. Ser sincero con ella te permitirá establecer un vínculo más fuerte. La clave es que seas tú mismo y que siempre le digas toda la verdad, aunque duela. Aun así, inténtalo. Si no le gusta cómo eres en realidad, la frivolidad y los consejos anteriores pueden servir de bien poco. De todas formas, ya sabes que el mar está lleno de peces. Sólo me queda desearte mucha suerte, que es lo que un hombre siempre necesita cuando se adentra en el universo misterioso de la feminidad.