Un karaoke para dos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Tu pareja y tú sois unos seguidores del karaoke. Y es que, esta forma de cantar en playback siguiendo la letra de la canción impresa sobre una pantalla, os hace revivir la emoción de las notas musicales que residen en vuestro corazón.

También en Japón es una tradición popular la presencia de la música en reuniones y degustaciones. El cantante Daisuke Inoue pronto se percató del potencial de un sistema arrollador y así fue como se puso en funcionamiento la primera máquina de karoke.

Mientras consumes bebidas y “picoteas los entrantes que más demanda tu paladar”, te encanta escuchar a los asistentes que convencidos suben al escenario, agarran un micrófono y entonan sus canciones favoritas. Encontrarte en un pub de karoke es uno de los pasatiempos que más te atraen y todavía crece el entusiasmo si vas acompañado de tu gran amor.

Ha llegado tu momento. Mediante un papel de petición solicitas tu tema musical destacado de la semana. Enseguida será tu turno porque has comprobado que delante de ti únicamente hay dos personas. Han transcurrido 15 minutos, y el profesional encargado de poner las canciones y regular el sonido, se aproxima hasta tu mesa y te invita a subir al escenario. Todo un público, sobre todo compuesto por gente joven, espera impaciente a que cantes. También tendrás que mover un poco el esqueleto porque los ritmos que has elegido así lo requieren.

Tu sueño no es convertirte en una estrella del canto pero posees una estupenda voz que sirve para saborear por unos instantes el protagonismo que te mereces. Por eso, no descartas presentarte a algún concurso de karaoke. Tu pareja y amigos siempre te animan a inscribirte en dichos procesos abiertos en algunas televisiones regionales para poner a prueba tu talento. Desde el año 2006, Telecinco, TV3 de Cataluña, Aragón Televisión y la TVG Gallega han dado luz verde a la emisión de muchos concursos basados en la estrategia del karaoke.

Especiales,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *