Quererse a sí mismo


¿Te acuerdas de lo bien que te sientes cuando comienzas enamorarte de alguien? Esa experiencia es difícil de olvidar y a lo largo de nuestra vida puede que venga y se marche en diferentes ocasiones. Cuando te enamoras de verdad piensas que va a durar toda la vida y te preocupa perder lo que tienes.

Muchas personas no llegan a saber lo que es un amor verdadero jamás. Si a ti te pasa, no te debes asustar. La intensidad de estos buenos y nuevos sentimientos están conectados directamente con todo nuestro “yo”. Seguro que vayas donde vayas irradias entusiasmo y emoción. Tu gran alegría se combinará con una gran pasión. Todo lo que rodea a tu vida es maravilloso.

Pero ¿Qué pasa si resulta que todavía no has encontrado ese gran amor? Sinceramente, no pasa nada. Tiempo al tiempo. La primera persona de la que debes enamorarte debe ser de ti misma. Si tú no te quieres, no verás todo aquello que te rodea de la misma forma. Es obligatorio que te trates maravillosamente y que te des mucho amor. Cuida de ti mism@ y asegúrate de encontrar todo lo alegre que puedas en las cosas que te rodean y que forman parte de tu vida.

Si no has encontrado a nadie con quien compartir tu vida no te amargues. ¿Quién quiere estar cerca de alguien que está todo el día maldiciendo todo lo que le rodea? Nadie. Si no te quieres tú, ¿quién te va a querer?

Amor,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *