Por qué nos enamoramos


El amor es un sentimiento muy bonito que nace de forma natural, nos podemos llegar a enamorar de la persona que menos nos esperamos. Cuando eso sucede nos podemos llegar a preguntar: “¿por qué nos enamoramos?”, conocer las diferentes respuestas podría ayudarnos a reflexionar sobre lo que sentimos. Todo el mundo se ha enamorado alguna vez en la vida. ¿Cuéntanos cómo te enamoras tú?

Puede que sea simplemente por química o por afinidad, el despertar la pasión nuestras neuronas envían millones de descargas eléctricas al cerebro cada segundo y una serie de sustancias químicas que son liberadas en el interior de nuestro organismo que nos provocan placer y bienestar. A nivel cerebral, al enamorarnos, se activan ciertos sistemas neuronales y se desactivan otros que son responsables de las emociones negativas. Por ese decimos que somos más felices.

También puede surgir el amor por pretender a una determinada cultura, se desarrollan distintas formas de amor. De esta manera el enamorarse cobrará una forma particular para una determinada sociedad, en un tiempo determinado y en un lugar específico. Entonces podemos decir que nos enamoraríamos de alguien que reúne ciertas características estéticas, morales y de complementariedad sociocultural que son parecidas a las nuestras.

La mitología dice que el amor es libre y puede estar en cualquier parte. Cupido es un inquieto niño con alas y ojos vendados, que hace de las suyas formando parejas a partir disparar con sus flechas. Otra idea es que inconsciente también influye en las relaciones. Los motivos por los cuales nos enamoramos de unas personas y no de otras, estarían en lo profundo de nuestro interior, por lo que es algo que hacemos sin darnos cuenta, nace de forma involuntaria.

Algunas personas creen que el amor sería sólo una cuestión de fe, pero no de fe religiosa, sino en relación a una confianza singular en que algo especial del otro nos conmueve y que algo en nosotros movilizaría en lo más profundo a otro. Por otro lado, es posible eso de encontrar la media naranja. Todo el mundo tiene una media naranja, esa idea de que amar sería ser completado por el otro. Partiendo de la base de que la plenitud o la perfección son un imposible, tal vez una respuesta posible estaría en reconocernos imperfectos.

Finalmente, la última teoría es que nos enamoramos por espejismo, es decir por una perspectiva que sugiere que nos enamoraríamos de las personas que se parecen a nosotros mismos o que buscaríamos en el otro un espejo de aquello que representa todo lo que aspiramos ser.

Amor,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *