La magia de los reencuentros en una relación a distancia


Las personas que viven una relación a distancia disfrutan de la magia de esos reencuentros que a pesar de ser breves en el tiempo parecen eternos en algún momento. Los enamorados programan con especial cuidado estas citas y aprovechan al máximo cada minuto con el objetivo de intentar robarle algunos minutos al reloj. Existen algunas causas de frustración que pueden impedir aprovechar al máximo este momento: pensar en el futuro y en la temida despedida es una de ellas. ¿Cómo disfrutar al máximo de la magia de los reencuentros?

Asume la situación tal y como es

Un paso muy importante en este tipo de situaciones es aceptar de un modo natural la situación para sufrir lo menos posible por las circunstancias externas y poner el punto de atención en aquello que sí depende del control de la voluntad. Disfruta del momento presente y de la magia de ese reencuentro sin obsesionarte por lo que sucederá en algún momento: la inevitable despedida.

Definir los objetivos de ese viaje

La motivación también se alimenta a partir del cumplimiento de unos objetivos concretos. Para aprovechar el tiempo de estos encuentros comunes es positivo establecer objetivos a nivel individual y también, a nivel de pareja para evolucionar en dicha historia de amor y potenciar el crecimiento personal.

Sé tú mismo durante ese viaje. Puede suceder que con el objetivo de que todo sea perfecto, la persona evite discutir por algún motivo o dar su opinión respecto a un asunto. Toda relación sentimental debe potenciarse a partir de la comunicación asertiva y la sinceridad. También cuando este amor se vive a kilómetros de distancia. Solo así es posible sentar las bases de una relación real.

Además, en los reencuentros presenciales también es posible recibir información a partir del lenguaje corporal del otro. En ocasiones, los signos del cuerpo dicen más que las palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *