Falsas ideas del amor romántico


El amor romántico está lleno de estereotipos que proceden, en gran medida, de la influencia que ejerce el cine en la mente del espectador. Pero además, el amor romántico también deja huella en los niños que desde que son pequeños crecen con historias de cuentos de príncipes y princesas. Pese a que su mensaje sea muy bonito en apariencia, también puede derivar en tópicos equivocados que te alejan del amor real.

El pensamiento mágico no existe

El amor romántico está asociado con una especie de pensamiento mágico. Bajo esta premisa, cada uno podría saber cómo se siente el otro de una forma misteriosa gracias a esas emociones tan fuertes que produce el amor. La saga Crepúsculo que encanta a los adolescentes es un buen ejemplo de este pensamiento mágico.

Sin embargo, en la vida real, el amor es limitado y el cariño real es mucho más sereno una vez que ya se ha superado la fase de enamoramiento.

Destierra el mito del príncipe y la princesa

Destierra el mito propio de los cuentos de hadas entendiendo que ninguna princesa necesita a un príncipe que le rescate de nada. Este tipo de roles es injusto tanto para ellas como para ellos. En el mundo real, no existe la media naranja. Por eso, cuando rompes con una persona que ha sido tu gran amor, puedes relativizar la situación pensando que en el mundo hay millones de personas y no has conocido a todas. Es decir, existe gente tan maravillosa o más que la que acabas de perder.

Se necesita tiempo para amar

En las películas, existe una escena habitual. La del flechazo en la que con tan solo verse, dos personas ya saben que están hechas el uno para el otro y quieren pasar juntos el resto de su vida. En la vida real, es importante dar tiempo al tiempo, ser prudente y conocer al otro tal y como es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *