Aprende a entender a tu pareja


Estar en pareja supone compartir la vida con otro. De modo que aparte de disfrutar de los momentos de alegría, hay que saber dialogar y confrontar las diferencias para que no haya una crisis en la relación. Es importante saber diferenciar el negociar con el pelear. La negociación es el proceso de comunicación en el que se resuelven conflictos, se acuerdan soluciones y se procura buscar intereses comunes. Pelear supone luchar por intereses individuales sin pensar en nada con tu pareja. Por lo tanto, si quieres tener una relación duradera, piensa también en lo que le importa al otro, puesto que lo amas y pelearse no tendría ningún sentido.

Sin embargo, durante la relación se producen roces que terminan por crear tensiones que al final terminan por estallar por un lugar o por el otro. Es importante evitar formas incorrectas de manejar un conflicto. Ninguno de los dos debe llegar a una actitud de sumisión, ya que eso terminara por producirse una ruptura total de la pareja. Tampoco dejes que terceras personas se entrometan en la situación. Los problemas los debe solucionar la pareja, aunque siempre se pueden pedir consejos de personas cercanas que os puedan ayudar. Siéntete con la libertad de expresar tus miedos, enfados, contradicciones, deseos y esperanzas.
SEGUIR LEYENDO “Aprende a entender a tu pareja”

Cómo ayudar a los demás


Todo el mundo debería tener la voluntad de ayudar a los demás siempre que lo necesiten, es simplemente dejarse llevar por las necesidades de la humanidad. No existe un método universal para ayudar a las personas, es cuestión de sentimiento y consciencia, por tanto debes sentir la necesidad de hacer el bien y tener la suficiente capacidad para poder ser útil para la gente menos favorecida. Para ayudar a los demás debes poder empatizar con ellos, es decir tratar de ponerse en la piel de la persona que lo necesita, y ver si a ti te gustaría que alguien te diera una ayuda.

Recuerda que las ayudas no solamente son tangibles o económicas, existen ayudas que pueden ser mucho valiosas como pueden ser son los consejos o el apoyo en los malos momentos, siempre necesitamos a alguien a nuestro lado cuando las circunstancias son más difíciles, alguien que nos de fuerza para seguir adelante.

Es importante que cuando ayudas a alguien, te tiene que salir realmente del corazón, nunca actúes para que otros vean, para lavar tu imagen o para querer ganarte el cielo, cuando ayudas de verdad tienes que estar convencido de querer hacerlo, y solamente de eso modo te sentirás lleno, realizado y feliz de poder ayudar a otras personas. La mejor manera de ayudar es buscando en tu entorno a las personas que crees que necesitan de tu apoyo.

Por desgracia la pobreza está en cada esquina. Pero no es necesario que te marches lejos de tu lugar de residencia para ayudar al prójimo, a diario vemos seres humanos necesitados de un consejo, de un plato de comida, de una medicina o simplemente esperando a que alguien le pueda escuchar o entender. Toma en cuenta que cuando ayudas a alguien vas a hacer feliz aunque sea por ese instante a esa persona que tanto lo necesita y eso no tiene precio.