El inicio de una historia de amor es perfecto


En el amor, al igual que en la propia vida, existen diferentes etapas. Está claro que la primera etapa de noviazgo, la fase de conquista y de seducción es una de las más inolvidables para cualquier pareja. Es un momento en el que se viven muchas emociones encontradas, por un lado experimentas mucha emoción pero también sientes una gran incertidumbre y dudas de qué pasará.

Por ello, en el inicio de una historia de amor debes hacer un gran esfuerzo por pensar en el presente y valorar el ahora de verdad. No te obsesiones con el futuro y con la evolución de la historia puesto que un amor se construye día a día. Es decir, en la medida en que trabajes por un principio más fuerte también tendrás otros momentos mejores después.
SEGUIR LEYENDO “El inicio de una historia de amor es perfecto”

Empezar una nueva relación


¿Cómo sabes cuando estás listo para comenzar a salir de nuevo con alguien? Seguro que sientes algo muy especial por esa persona con la que llevas flirteando algún tiempo, pues bien, puede que haya el momento de dar el paso. Recapacita sobre los asuntos pendientes que pudieron hacer fracasar la relación anterior y aprende de los errores.

– Valórate a ti mismo
Reflexiona sobre la autocrítica negativa. Debes intentar valorarte, eso será captado por los demás. No pienses que ya no le vas a gustar a nadie, o que esa persona nueva simplemente se quiere reír de ti.

– Define tus necesidades
Hay una línea muy fina entre tener expectativas realistas en una relación y tener expectativas demasiado fantásticas. Por lo tanto, mantén la mente abierta al mismo tiempo que recuerdas lo que es realmente importante para ti y esa relación ideal.

– Siéntete seguro
La confianza y la autoestima son fundamentales para pisar fuerte y causar una buena impresión. El día de la primera cita asegúrate de tranquilizar tus nervios y dejar a un lado los temores.

– Permite que el amor entre en tu vida
Arregla todo el desorden que ha dejado en ti el pasado y deja que entre alguien nuevo.

– Determina si es mejor esperar
Hay algunas situaciones en la vida que no son propicias para empezar nuevas relaciones. Piensa que puedes hacer daño a esa nueva persona. Recuerda que una persona estresada y poco receptiva no conseguirá ser ella 100% y puede que lo estropeé todo en esa nueva cita.