El influjo de la luna

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La luna es el claro reflejo del yo más profundo que habita en cada ser humano. Este astro tan especial gobierna la imaginación, los sueños, la receptividad y, junto con Mercurio, la memoria. Además, las bajas pasiones, el amor y el sexo encuentran un punto fuerte de conexión gracias a la influencia lunar… Los instintos se tornan más poderosos.

La receptividad, el tipo de imaginación y la capacidad de ensoñación del individuo se puede determinar mediante la posición de la luna en el momento de su nacimiento. Las personas nacidas cuando la luna está creciente son más fuertes que cuando el parto tiene lugar en cuarto menguante: en estas circunstancias es posible que tenga una salud débil y enfermiza.

El simbolismo de la luna desencadena en una expresión de la fuerza fertilizadora. Desde tiempos inmemoriales ha existido la creencia firme que explica el vínculo de conexión entre las mujeres y la luna. En la vieja Babilonia se pensaba que la fertilidad, embarazo y nacimiento de los humanos tenía estrecha relación con la influencia de este astro.

Apariencia física. Hombres y mujeres con rasgos esencialmente lunares son aquellos que presentan talla pequeña, cabellera abundante y tez pálida. Además será fácil localizar en ellos formas redondeadas, ojos grandes, expresión soñadora o de sorpresa, barbilla redonda y labios gruesos. A la hora de elegir atuendos vestirán alegremente ataviados con multitud de colores.

Carácter. La humildad y la amabilidad serán dos de las cualidades más destacadas de los individuos bajo influencia lunar. Odiarán a los conversadores escabrosos y a los comentadores de indecencias.

En el mundo musulmán se sigue el calendario lunar empezando cada mes con la aparición de la luna creciente, lo cual sucede cada 29,5 días solares. Cada mes comienza con la luna llena para los chinos. En cuanto al cristianismo, el dogma de la Virgen María tiene su origen en la adoración de las diosas paganas de la agricultura y de la fertilidad.

Especiales,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *