Dos pensamientos que te bloquean al tomar la iniciativa


El primer paso es el más difícil en cualquier ámbito de la vida pero todavía más en el amor cuando la persona que toma la iniciativa siente que se juega mucho con esa primera carta. Las expectativas son altas en ese momento, tanto que el valiente que expone su corazón puede llegar a bloquearse. En Son Pareja te contamos qué pensamientos son los que pueden llegar a bloquearte en un momento así para que te relajes y seas tú mismo.

No siente lo mismo que yo

El deseo de tener una respuesta positiva al tomar la iniciativa amorosa hace que muchas personas se retiren del terreno de juego antes de haberlo intentado. Se convencen a sí mismas de que no merece la pena intentarlo porque el otro no siente lo mismo y actúa con indiferencia. Este tipo de pensamientos nos conduce al error de creer que no tiene sentido tomar la iniciativa cuando otra persona no siente lo mismo.

En primer lugar, conviene partir de la premisa real de que es más fácil superar un desamor cuando ha habido un intento de éxito y en segundo lugar, en ocasiones, tomar la iniciativa puede ser un primer paso para que el otro comience a sentir algo distinto porque valora ese gesto. El juego de la seducción y de conquistar a otra persona no siempre es inmediato y en algunos casos, se necesita mucho tiempo.

Estoy haciendo el ridículo

El sentimiento de hacer el ridículo hace que una persona se sienta mucho más vulnerable cuando existen expectativas amorosas en juego. El deseo de una persona que se gusta de otra es agradar y caer bien, sin embargo, el exceso de nervios de hablar por primera vez, puede hacer que una persona se quede en blanco sin saber qué decir. En ese caso, relájate, sé tú mismo y compórtate de una forma natural como si estuvieses con tu grupo de amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *