Cuando los hijos se van de casa

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Es la primera vez en muchos años que tu pareja y tú volvéis a estar solos. Hay situaciones en las que tu pareja no es es padre o la madre de tus hijos y es la primera vez que vais a vivir solos. Ahora ha llegado el momento en el que debéis afrontar un cambio en vuestras vidas. Cuando los hijos se marchan de casa se produce una extraña mezcla de emociones que los psicólogos y especialistas en la materia llaman “síndrome de nido vacío”.

Hasta ahora, los niños, en menor o mayor grado, habían confiado en vosotros para su estabilidad emocional y física. Ahora ha llegado su momento de lanzarse al mundo como adultos independientes. Para algunos padres, esto puede producir una sensación de pérdida. El papel que desempeñaron durante años como protectores acaba de terminar. Sin embargo, para otras parejas acaba de llegar el momento de la liberación.

Ha llegado el momento de centrarse en sus propias necesidades y deseos, en lugar de tener que pensar en los demás. Muchos padres se sienten “alimentados” por el sinfín de actividades que realizan con sus hijos, por lo que cuando estos se marchan, se sienten vacíos. Pero hay que intentar volver a disfrutar de una vida activa.

Debéis buscar cosas nuevas para hacer. Buscaros nuevos pasatiempos o deportes con los que podáis manteneros en forma. Lo mejor es que mantengáis ejercitados el cuerpo y la mente. También podéis ampliar vuestros horizontes realizando viajes que antes no podíais hacer.

Hijos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *