Contradicciones del amor

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El amor es un sentimiento universal que a veces, lejos de darnos sensación de coherencia nos llena de contradicciones y de oposiciones. Por ejemplo, es muy habitual sentir en algún momento una oposición fuerte entre la razón y el corazón. Y esa oposición, a veces, ni siquiera tiene que significar que se trata de algo malo. Es decir, el corazón te dice que estás empezando a sentir algo bonito pero tu mente, por miedo a la decepción o al fracaso, intenta racionalizar el sentimiento para limitarlo. Es decir, detrás de las ideas de la razón no siempre existe la idea de que el otro no es alguien de fiar, por ejemplo.

Por otra parte, en el mundo existen tantas personas que una vez que te enamoras también sientes la duda de saber si realmente, será la persona elegida o no habrá alguien más afín a ti en otro rincón del mundo. Se trata de algo que nunca puedes saber, es decir, la esencia del amor también es la incertidumbre. Por ello, olvídate de pensar en qué pasará mañana, para vivir, sencillamente, el día a día.

El amor también es algo que se desea, pero a la vez, una vez que lo tienes puede que te des cuenta de todas las cosas a las que tienes que renunciar, por ejemplo, a cierto grado de libertad e independencia. La renuncia es natural al compromiso ya que siempre que te comprometes con algo o con alguien en la vida, asumes una decisión y cierras la puerta a otras.

Los sentimientos también pueden ser muy contradictorios en el enamoramiento. Por momentos, sientes que le quieres y otras que no, dependiendo en parte del estado de ánimo y del punto en el que esté la relación. Las contradicciones son emocionantes, sencillamente, porque tienes que poner de tu parte para resolverlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *