Constelaciones Familiares


Saber la razón de nuestros comportamientos actuales, el modo que tenemos de sentir y afrontarnos a los problemas, tiene una explicación que puede ofrecértela las Constelaciones Familiares.

El descubridor de dicha técnica es Bert Hellinger, quien lo describe como una forma de filosofía aplicada. Si sabes el lugar que ocupas en el interior de tu familia podrás abordar más convenientemente los conflictos que te plantee la vida.

No se trata de corregir conductas, sino de tomarse la vida tal y como es: con sus alegrías y sus penas. Sólo así iniciarás el camino de la sanación.

El proceso

La Constelación Familiar pone en un escenario a los representantes (que substituyen a los miembros reales de la familia) y se les sitúa según el sentimiento del sujeto constelar (es decir sobre el cual gira el proceso). De una manera viva e impresionante surge la conexión inconsciente hacia los seres humanos que han determinado persistentemente su vida (padre, madre, hermanos, abuelos, tíos, niños propios, etc).
Los niños juegan aquí un papel equilibrador ya que reemplazan a estos miembros, lo cual influye en la actual posición del niño en la familia y tiene mucha repercusión en futuras relaciones, profesión y salud.

Se trata de enseñar el camino hacia la resolución de problemas. Si se consigue tomar aquel sitio en la familia que le corresponde por su orden, no sólo se libera la fuerza personal sino también la fuerza que proviene de la familia: libre para vivir la propia vida con éxito y sano.

Entonces, tendrás las llaves para amar libremente y alcanzar la felicidad… Todavía tienes un compromiso por encontrarte a ti mismo.

Y para finalizar una reflexión de Osho:

Existe una gran diferencia entre gustar y amar; el gustar no implica un compromiso, el amor es compromiso.

Relaciones,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *