Beneficios de la atracción física


La atracción física se refleja de una forma especial entre dos personas. No sólo entre una pareja sino que también es posible vivir una tensión sexual no resulta cuando dos personas sienten una atracción evidente que queda simplemente enmarcada en el plano del deseo no confesado. La atracción física entre dos personas no siempre es eterna, es decir, muchas veces, dura muy poco tiempo. Dentro del plano de la ensoñación y del amor platónico, dicha atracción puede romperse en el momento en que dos personas se conocen de verdad.

Cuando el enamorado descubre que la otra persona no encaja en el esquema mental que él mismo se ha creado, entonces, la magia se rompe por completo, se produce una gran decepción y entonces, surge la distancia física, el deseo de evitar a la otra persona. La atracción física aporta una fuerza especial a nivel emocional, y es que, detrás de todas las sensaciones del cuerpo, existen también muchas sensaciones emocionales: te sientes más especial, vives un momento único, tienes más energía, más pensamiento positivo, el presente te parece más bonito…

La atracción física no se busca, simplemente, surge. De ahí que todavía tenga mucho más valor cuando se produce. La atracción física lejos de ser un tema superficial es una cuestión muy importante también dentro del ámbito de la pareja. Dos personas que no sienten atracción entonces, pueden ser más amigas que pareja porque falta esa química tan potente que sienten los enamorados al inicio de una historia.

La atracción física se vive de una forma diferente en función de cada edad. Por supuesto, dicha atracción también puede ser procesada por el plano de la razón. Así sucede cuando una persona está en pareja y para no caer en la infidelidad, evita que una atracción con alguien vaya a más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *