Argumentar todas las discusiones

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los argumentos son inevitables en todas las discusiones. Las relaciones saludables no tienen por qué hundirse por tener algunos puntos de desacuerdo. Unos buenos argumentos, deben ser capaces de mantener la relación a flote. A continuación, tienes una serie de consejos que te pueden ayudar con el tema de los buenos argumentos:

– Ver el otro lado
Dado que gran parte de la vida es subjetiva, la gente tiene diferentes puntos de vista. En muchos casos, las personas con opiniones diferentes pueden tener razón y que sus ideas sean igual de válidas. Cuando estés discutiendo o simplemente hablando con alguien, debes tener en cuenta como esa persona llegó a la conclusión que te está exponiendo. Haz preguntas para averiguar cómo llegó a esas decisiones y mira el tema desde tu punto de vista y desde el suyo. Si bien esto no puede hacerte cambiar de opinión, ayudará a establecer el respeto a ambas partes y te permitirá mantener una discusión racional.

– Realmente escuchar
No sólo tienes que estar dispuesto a expresarte realmente en una discusión, también debes escuchar lo que te están diciendo. Si no tienes claro lo que te están diciendo, pídele que te lo aclare. Si crees que no entiendes su punto de vista, pídele que te aclare si son correctos los datos que te estás entendiendo. Preocúpate por escuchar.

– Mantén un discurso sincero y educado
Las buenas relaciones se basan en la confianza y en la honestidad. Ser suficiente respetuoso con la pareja y decir la verdad es lo mejor cuando se está manteniendo una conversación o discusión. Al mismo tiempo, es importante confiar en tu pareja y en lo que está diciendo.

Conflictos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *