Aceptar una enfermedad de transmisión sexual


Sabes que está ahí y que estás empezando a sentir algo especial por una persona. Poco a poco sabes que llegará el momento de mantener relaciones sexuales, entonces ¿qué vas a hacer con tu enfermedad de transmisión sexual? Las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) e infecciones son una temible realidad hoy en día y existe la posibilidad de que sean transmisibles.

Compartir el hecho de que tienes una enfermedad sexual o una infección puede ser un momento verdaderamente tenso incluso si ya has tenido que hacerlo con anterioridad. Muchos pensamientos pueden aparecer en tu mente a través de las dudas: “¿Cómo debo contarlo … Cuando … Debo esperar hasta que estemos a punto de tener sexo … Cómo van a responder, y que va a pensar de mí?”

Hay tantas reacciones y emociones posibles que nunca se sabe cómo se va a aceptar esta confidencia. Después de conocer a alguien sabes que llegará un momento en el que ambas partes querréis tener sexo pero debéis hablar del tema para saber cómo vais a hacerlo para que el sexo sea seguro. La tarea de decirle a una futura pareja que se tiene una enfermedad de transmisión sexual deja de ser una carga si primero has conseguido aceptarlo tú.

Contraer una enfermedad de transmisión sexual no puede ser algo previsible, a pesar de haber cometido algún error y algún día no haber tomado las precauciones necesarias, pero el quid de la cuestión es que se trata de una realidad que no se puede cambiar. Al negar esta situación de la condición solo prolongarás tu agonía y te aislarás de los demás. No des por sentado que el tener una ETS significa el fin de tu vida sexual.

Conflictos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *