Los nervios de la primera cita

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Lo más normal del mundo: estar nervioso y confundido antes de llegar al lugar donde has quedado con esa persona que vas a empezar a conocer. La primera cita, sobre todo, se centra en causar una buena impresión a la otra persona. Puedes pasar horas ensayando delante del espejo tus movimientos y tus miradas pero debes recordar que eso no es lo único ni lo más importante de la noche. Aquí tienes algunos consejos que te pueden ayudar en esa primera cita:

– Esta primera cita, puede realizarse en un lugar muy íntimo pero eso no significa que se vayan a producir más, ya que puede que finalmente no quieras nada con esa persona. Recuerda que debes centrarte en la cita, así que intenta no hablar durante demasiado tiempo por el móvil. Ponerlo en silencio puede ser una buena solución.

– Arréglate teniendo en cuenta el lugar en el que habéis quedado. Usa tu buen juicio y no exageres demasiado ni tus complementos ni tu maquillaje. Tu aspecto debe ser agradable, sencillo, elegante y sexy. No intentes parecer una pantera que ha salido a cazar a su presa.

– Durante la primera cita, los dos querréis saber más cosas el uno del otro. Explícale tus gustos o tus aficiones pero no des demasiados detalles sobre lo que hacías con otras parejas o los grandísimos problemas que tienes en el trabajo. Las conversaciones deben realizarse de forma natural y no aburrir al compañero. No te quejes por todo.

Citas, Parejas,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *