Valora lo bueno que te aporta tu pareja


¿Por qué unas parejas pueden estar casadas durante toda la vida y otras en cambio se separan al poco tiempo de convivir juntas? Está claro que cada historia es diferente, es decir, puede que sean muy diferentes los conflictos que se tienen que superar. Sin embargo, una pareja que ha pasado toda su vida en común ha desarrollado una cualidad excelente: la capacidad de ver lo bueno que hay en el otro, es decir, el poder de visualizar las virtudes más allá de los defectos que tiene.

Todas las personas tienen cosas buenas pero como es normal, con la cercanía y el roce también se produce un efecto lupa. Está claro que no puede observar los mismos defectos en la misma persona un amigo que una pareja. Sencillamente, porque cuanto más conoces al otro más transparentes son sus puntos fuertes pero también sus debilidades y todo aquello que le hace parecer menos atractivo.

Quédate con lo bueno de tu pareja aprendiendo a fijarte en tus propios errores. En la paciencia que tiene el otro contigo. Incluso, evita estar constantemente corrigiendo a la persona que quieres porque eso es insoportable. El afán por corregir y educar es más propio de unos padres hacia sus hijos que de una pareja. Eso no significa que no debas ayudarle siempre que puedas y también, animarle a que se supere a sí mismo.

Aprende a ver la vida con el prisma de la energía positiva, utiliza el sentido del humor para relativizar los conflictos de pareja y deja de lado la ironía, fomenta el romanticismo en los pequeños detalles y nunca te relajes lo suficiente como para acomodarte en una historia porque cuando llega el aburrimiento, el sentimiento parece dormido. El proceso de conquista no termina nunca sino que evoluciona con el paso de los meses y los años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *