Tres razones para no tomar la iniciativa en el amor

chica-rubia-y-sonriente
Tomar la iniciativa en el amor es un acto de valentía, pero cualquier persona también tiene la libertad de no hacerlo por una decisión propia. En Son Pareja enumeramos tres razones posibles a tener en cuenta.

Ya has tomado la iniciativa anteriormente

Tal vez ya has tenido este gesto en distintas ocasiones con esta persona y quieres observar si el otro no solo responde a tus mensajes, sino si también te busca por deseo propio. Es decir, quieres observar el comportamiento del otro para tener esta información. Ya llegó ese momento en el que te prometiste a ti mismo que ya no volverías a dar el paso porque crees que ya has sido lo suficientemente claro al compartir aquello que sientes.

Amor no correspondido

Estás seguro de que la otra persona no te corresponde y no quieres seguir alimentando la expectativa de una ilusión que cuanto más crece más daño te hace por el salto que existe entre la imaginación y la realidad misma. Por tanto, puedes elegir esta opción cuando te encuentras ante el vértigo de un amor imposible y ya conoces cuál sería la contestación del interlocutor en esta situación. En una situación así, una persona es libre de tomar la iniciativa o de no hacerlo. La elección es personal.

chica-apoyada-en-la-pared

Quieres darte un tiempo

Tal vez sientes algo especial por otra persona, sin embargo, necesitas darte un tiempo para pensar en ti y poner tus ideas en orden. Tu bienestar es una prioridad. Puedes posponer esta decisión para otro momento sabiendo incluso que, finalmente, puede darse la posibilidad de que no des el paso. Puede ocurrir que tengas dudas y no quieres transmitir un mensaje condicionado por esta indecisión desde el principio.

¿Qué otros motivos para no tomar la iniciativa en el amor te gustaría compartir en relación con el tema propuesto en este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *